Autoestima



Son muchas las definiciones de autoestima que podemos encontrar en las distintas fuentes bibliográficas. De forma breve siguiendo a Coopersmith se podría definir como la evaluación que efectúa y mantiene la persona a cerca de sí misma, supone una actitud de aprobación o desaprobación y una valoración de la medida en que el individuo se cree capaz, significativo, con éxito y merecedor. Es una experiencia subjetiva que el individuo transmite a los otros mediante sus conductas o sus expresiones.

La autoestima tiene profundas consecuencias en nuestra conducta: influye de manera decisiva en lo que podamos conseguir en la vida, en como afrontamos los problemas, nos relacionamos con los demás, nos proponemos metas y en general nos sentimos satisfechos con nosotros mismos.

Su desarrollo es un proceso dinámico, que va modificándose a lo largo de la historia del individuo, este aspecto nos indica que podemos trabajar en mejorar nuestra autoestima. De la misma forma que la autoestima influye en nuestros actos, la manera en que nos comportamos determina nuestra autoestima.

Características de las personas con una autoestima saludable:
  • Se sienten preparadas para hacer frente a los problemas de la vida personal y del trabajo.

  • Tienen aspiraciones en la vida y no temen esforzarse por conseguirlas.

  • Sienten interés por las cosas que le rodean y disfrutan conociendo nuevos lugares, personas, etc.

  • Se sienten bien expresando sus sentimientos y opiniones.

  • Suelen relacionarse con personas vitales que le enriquezcan.

  • Suelen tratar a los demás con respeto y consideración.

  • Cuidan de su salud y no se siente acomplejadas por su aspecto. Si algo no les gusta intentan ponerle remedio con sentido común y sin buscar soluciones mágicas.

  • Saben reconocer aquellas cosas para las que tienen aptitudes así como sus limitaciones.


Son muchas las definiciones de autoestima que podemos encontrar en las distintas fuentes bibliográficas. De forma breve siguiendo a Coopersmith se podría definir como la evaluación que efectúa y mantiene la persona a cerca de sí misma, supone una actitud de aprobación o desaprobación y una valoración de la medida en que el individuo se cree capaz, significativo, con éxito y merecedor. Es una experiencia subjetiva que el individuo transmite a los otros mediante sus conductas o sus expresiones.

La autoestima tiene profundas consecuencias en nuestra conducta: influye de manera decisiva en lo que podamos conseguir en la vida, en como afrontamos los problemas, nos relacionamos con los demás, nos proponemos metas y en general nos sentimos satisfechos con nosotros mismos.

Su desarrollo es un proceso dinámico, que va modificándose a lo largo de la historia del individuo, este aspecto nos indica que podemos trabajar en mejorar nuestra autoestima. De la misma forma que la autoestima influye en nuestros actos, la manera en que nos comportamos determina nuestra autoestima.

Características de las personas con una autoestima saludable:
  • Se sienten preparadas para hacer frente a los problemas de la vida personal y del trabajo.

  • Tienen aspiraciones en la vida y no temen esforzarse por conseguirlas.

  • Sienten interés por las cosas que le rodean y disfrutan conociendo nuevos lugares, personas, etc.

  • Se sienten bien expresando sus sentimientos y opiniones.

  • Suelen relacionarse con personas vitales que le enriquezcan.

  • Suelen tratar a los demás con respeto y consideración.

  • Cuidan de su salud y no se siente acomplejadas por su aspecto. Si algo no les gusta intentan ponerle remedio con sentido común y sin buscar soluciones mágicas.

  • Saben reconocer aquellas cosas para las que tienen aptitudes así como sus limitaciones.

AMP Psicólogos

  Calle Stuart, 47 – Bajo derecha,
Aranjuez, 28300, (Madrid)

  91 865 75 24

  680 63 76 74

Ubicación