Ataques de pánico, Crisis de ansiedad



Los ataques de pánico suelen aparecer en diversos trastornos de ansiedad, como las fobias específicas, el miedo a hablar en público, la ansiedad generalizada, así como consecuencia de periodos de estrés. Pueden ir, asimismo, asociados a la agorafobia.

Consisten en la aparición aislada de miedo o malestar muy intenso, acompañada de distintos síntomas de ansiedad que pueden incluir, palpitaciones, presión en el pecho, sudoración, sensación de ahogo o falta de aire, inestabilidad o mareo, entre otros, en muchos casos la persona piensa que va a sufrir un ataque al corazón o va a volverse loco.

En ocasiones, los ataques se repiten con relativa frecuencia, en otras sólo han ocurrido uno o dos acontecimientos, pero el malestar sufrido es de tal intensidad que persiste un miedo intenso a que se repita el episodio (trastorno de angustia).

Dada la intensidad del malestar, es frecuente que la persona acuda a los servicios de urgencia donde le suele ser administrado un ansiolítico.

El tratamiento cognitivo conductual de los ataques de pánico es muy eficaz y comienza con conocer como se producen, entender los elementos que propician que la respuesta se ansiedad se active y los mecanismos necesarios para su manejo.
Pueden pinchar el enlace de nuestro blog, tenemos publicado un artículo al respecto.


Los ataques de pánico suelen aparecer en diversos trastornos de ansiedad, como las fobias específicas, el miedo a hablar en público, la ansiedad generalizada, así como consecuencia de periodos de estrés. Pueden ir, asimismo, asociados a la agorafobia.

Consisten en la aparición aislada de miedo o malestar muy intenso, acompañada de distintos síntomas de ansiedad que pueden incluir, palpitaciones, presión en el pecho, sudoración, sensación de ahogo o falta de aire, inestabilidad o mareo, entre otros, en muchos casos la persona piensa que va a sufrir un ataque al corazón o va a volverse loco.

En ocasiones, los ataques se repiten con relativa frecuencia, en otras sólo han ocurrido uno o dos acontecimientos, pero el malestar sufrido es de tal intensidad que persiste un miedo intenso a que se repita el episodio (trastorno de angustia).

Dada la intensidad del malestar, es frecuente que la persona acuda a los servicios de urgencia donde le suele ser administrado un ansiolítico.

El tratamiento cognitivo conductual de los ataques de pánico es muy eficaz y comienza con conocer como se producen, entender los elementos que propician que la respuesta se ansiedad se active y los mecanismos necesarios para su manejo.
Pueden pinchar el enlace de nuestro blog, tenemos publicado un artículo al respecto.

AMP Psicólogos

  Calle Stuart, 47 – Bajo derecha,
Aranjuez, 28300, (Madrid)

  91 865 75 24

  680 63 76 74

Ubicación